Descubierto un pozo datado el año 5256 a.C.

El descubrimiento del pozo se produjo en 2018 en Ostrov, en la República Checa, durante las obras de una autopista. Es ahora cuando se publican los resultados del estudio en la revista Journal of Archaeological Science.

Ostrov nad ohri marktplatz

Se trata de una estructura de madera cuadrada, con cuatro troncos en los vértices y que ha podido ser datada con mucha precisión gracias a la dendrocronología de la madera, que mide el crecimiento de los anillos de los árboles.

La relevancia de este antiguo pozo es crucial porque demuestra que en el Neolítico europeo se disponía de la capacidad técnica en carpintería para construir un elemento como este.